Consistencias e inconsistencias entre la política comercial externa y la política exterior en los gobiernos de Kirchner y Fernández de Kirchner

Trabajo presentado en  el X Congreso Nacional de Ciencia Política de la SAAP
“Democracia, Integración y crisis en el nuevo orden global” y publicado en el CD de dicho congreso

Ciudad de Córdoba – 27 al 30 de julio de 2011

Decargar ponencia: ZELICOVICH – SAAP 2011

 

comentarios a: jzelicovich@yahoo.com.ar

 

 

Resumen

 

El trabajo propone analizar la dimensión comercial de la política exterior argentina durante las administraciones de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2011). Particularmente pone el foco en la articulación necesaria entre dicha dimensión y la política exterior en su conjunto, observando así sus consistencias e inconsistencias. El objetivo final es ver en qué momentos las políticas comerciales adoptadas implicaron costos para la política exterior y cuándo fueron un potenciador de la misma.

 

Abstract

 

The aim of this paper is to analyze the commercial dimension of Argentinean foreign policy during Nestor Kirchner’s (2003-2007) and Cristina Fernandez de Kirchner’s (2007-2011) administrations. It focuses on the necessary linkage between trade policy and foreign policy, its consistencies and inconsistencies. The ultimate goal is to find out at what times trade policy has become costly for foreign policy objectives, and when it has resulted to be beneficial for them.


Costos de una política comercial defensiva: El impacto de las medidas chinas en la exportación de aceite.

Por Lic. Julieta Zelicovich1

Una caída del 74% del volumen de las exportaciones es el resultado de la reciente aplicación de la medida fitosanitaria2 China a las exportaciones de aceite de la Rep. Argentina.

Esta caída, que representa una importante pérdida de oportunidades para las exportaciones del sector, obliga a algunas reflexiones: se trata de poder plantear cuáles son los costos de una política comercial defensiva, tal como la que se desarrolla en nuestro país actualmente.

La Rep. Argentina realiza un uso intensivo de las herramientas de defensa comercial (medidas antidumping y medidas compensatorias, principalmente) como estrategias para la protección de los sectores industriales más sensibles. Sumado a ello, recurre también a la aplicación casi abusiva de las licencias no automáticas de importación para la regulación de los flujos comerciales. Si bien todas estas medidas están reconocidas como prácticas aceptadas por la OMC, su uso intensivo ha comenzado a afectar a algunos de nuestros socios comerciales.

Y es que durante el período de 2008 a 2009, se aplicaron sobre China 21 medidas de defensa comercial, abarcando sectores tales como calzado, textiles, motores, y químicos entre otros. En su totalidad son el 33% de las investigaciones realizadas en 2008, y si bien sólo comprenden el 3% del comercio total con el país asiático, su aplicación ha traído como consecuencia una contramedida no deseada justamente en uno de los principales productos de nuestra oferta externa a dicho país.

La reacción China no es nueva. Ya desde 2005 la medida ha estado flotando en el aire de la relación bilateral. Sin embargo, la suspensión de la visita de la presidente Cristina en enero, junto con el peso creciente que el país oriental ha tomado en las investigaciones de la Comisión Nacional de Comercio Exterior (quien realiza las investigaciones de antidumping), y la decisión China de fomentar el desarrollo de su propia industria aceitera local, han disparado la medida. Desde entonces, las exportaciones de aceite no han hecho más que bajar.

Si bien existe una baja estacional entre el primer bimestre y el segundo bimestre del año en lo que es exportaciones de aceite, la baja correspondiente a 2010 ha sido particularmente fuerte. Más fuerte aún si se compara el período abril-mayo entre el año pasado y el corriente. Así, el desplome de las operaciones es del arrollador 74,34%. Esto supone pérdidas millonarias para toda la cadena de trabajadores del sector, menores ingresos de divisas para nuestro país, y el estrechamiento de los márgenes superavitarios de la balanza de pagos.

Es preciso llamar la atención entonces sobre la necesidad de cambiar el enfoque de las políticas defensivas hacia políticas activas de promoción de la industria y de las exportaciones en general, para así no sólo generar mayor productividad a través de medidas que atiendan a la creación de competitividad genuina, sino también no poner en riesgo algunos de nuestros principales ingresos vía ventajas comparativas. Finalmente, un elemento adicional es la importancia de diversificar nuestras exportaciones a fin de disminuir nuestra vulnerabilidad a medidas como la actualmente aplicada con China.

La visita presidencial a China en julio próximo tendrá estos temas en agenda, será deseable que la gestión diplomática lleve nuevamente el aceite nacional a “buenos puertos”


1Becaria CONICET – Docente Adscripta a la cátedra de Economía Internacional de la Fac. Ca. Política y RRII de la UNR.

2Norma técnica que apunta a proteger la vida de las personas o de los animales de los riesgos resultantes de la presencia de aditivos, contaminantes, toxinas u organismos patógenos en los productos alimenticios